¿Cómo me convierto en canciller universitario?

Los cancilleres universitarios actúan como directores ejecutivos de un campus individual o sistema universitario y necesitan un amplio conjunto de habilidades además de la experiencia en el campo educativo. El camino hacia esta carrera puede ser muy variable, ya que el proceso de selección no es consistente entre las instituciones educativas y tampoco lo son los requisitos para el trabajo. En general, una persona que quiere convertirse en canciller universitario debe planear obtener un doctorado en educación o un campo relacionado, junto con la adquisición de habilidades comerciales, posiblemente a través de un programa de maestría en administración de empresas (MBA).

Las universidades seleccionan cancilleres de varias maneras. Algunos celebran elecciones donde los miembros de una junta u organización deciden quién debe convertirse en canciller universitario. Los candidatos para la elección pueden nominarse a sí mismos y generalmente necesitan mantener campañas para ganar votos. Otras universidades utilizan un comité de búsqueda y contratación para identificar candidatos y contratarlos, o pueden anunciar abiertamente el puesto y seleccionar entre los solicitantes.

Como director ejecutivo, el canciller universitario necesita habilidades comerciales y de recaudación de fondos. Si bien las operaciones cotidianas son responsabilidad de otros oficiales universitarios, una persona que quiere convertirse en canciller universitario necesita saber cómo leer y formular presupuestos e informes financieros. También necesita experiencia en el campo de la educación; muchos cancilleres son ex profesores, mientras que otros pueden tener más experiencia administrativa a través de otros puestos en la oficina del canciller.

La integridad personal y un buen historial en la comunidad también pueden ser importantes. Una persona que quiere convertirse en canciller universitario será la cara pública de la universidad en interacciones con la comunidad. El alcance público puede incluir todo, desde resolver conflictos entre la ciudad y el vestido hasta trabajar en programas de educación comunitaria. Las universidades tienden a preferir candidatos con excelentes recomendaciones y un historial de servicio comunitario y participación activa en sus comunidades. Una candidata muy bien calificada puede ser una mala elección si parece solitaria o brusca, por lo que es importante cultivar las habilidades de las personas.

Un candidato que quiere convertirse en canciller universitario puede querer considerar trabajos no solo en educación, sino también en el mundo de los negocios. Algunas universidades contratan personal externo a la comunidad educativa para obtener ejecutivos con perspectivas y experiencias más amplias. Algunos son ex directores ejecutivos de grandes corporaciones que pueden buscar u ofrecer cancillerías en asociación con su interés en la educación y el servicio comunitario. Para las personas que no trabajan en educación, puede ser aconsejable realizar un seguimiento de los eventos en los sistemas universitarios a través de conferencias, revistas y otras publicaciones.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?