¿Cuáles son los diferentes trabajos de peluquería?

Las personas que buscan trabajos de peluquería pueden encontrar una serie de opciones disponibles, dependiendo de la gama de servicios ofrecidos por las empresas en su área. Las posiciones comunes de peluquería son peluquerías, barberos, coloristas y champús. Otros trabajos de salón pueden incluir técnicos en uñas, especialistas en cuidado de la piel y, en algunos casos, masajistas. Además, un salón generalmente emplea a una recepcionista para programar citas y procesar pagos. Ser propietario de un salón generalmente implica trabajar como estilista o profesional de la belleza.

Los peluqueros y barberos son los dos trabajos de salón más comunes, y pueden trabajar solos o con asistentes. Cortan y peinan el cabello de sus clientes, que pueden lavar con champú o bien contar con la ayuda de un champú. El trabajo de esta persona generalmente se limita a humedecer el cabello del cliente y luego aplicar champú, acondicionador y cualquier otro producto deseado antes de cortar y peinar el cabello.

Otros trabajos comunes de peluquería incluyen especialistas en cuidado de la piel, también conocidos como esteticistas o expertos en maquillaje. Esta persona se enfoca en la cara del cliente y le aconseja sobre las opciones de cuidado de la piel. La posición generalmente requiere conocimiento de todos los diferentes tipos de piel y familiaridad con problemas comunes de la piel. Un especialista en cuidado de la piel recomienda productos, elige y aplica maquillaje, y le enseña a sus clientes cómo se lo ponen.

Los técnicos de uñas son otro ejemplo de trabajos de peluquería. Sus responsabilidades incluyen proporcionar manicuras y pedicuras, y cuidar las manos y los pies. Limpian y pulen las uñas de los clientes, y generalmente ofrecen servicios adicionales, como la aplicación de uñas acrílicas.

Los trabajos de peluquería a menudo pueden superponerse, especialmente si el negocio es pequeño. Con el fin de aumentar sus perspectivas laborales, muchos profesionales completan la capacitación en una serie de servicios además del peinado del cabello, incluidos los colorantes y el cuidado de la piel o las uñas. Una vez que alguien está trabajando en un salón, generalmente también hay oportunidades de capacitación en el trabajo para ayudarlo a desarrollar sus habilidades.

Para atraer clientes y aumentar las ganancias, muchas empresas operan como salones o spas de servicio completo. Además de ofrecer solo los trabajos básicos de peluquería, emplean una gama de especialistas, como masajistas. Estos profesionales normalmente tienen un espacio separado en el salón para trabajar.

Los trabajos de peluquería también pueden incluir funciones administrativas y de limpieza. Los propietarios de los salones a menudo son estilistas, por lo que con frecuencia dependen de recepcionistas y otros miembros del personal para ayudarlos a administrar sus negocios. Es posible que los salones pequeños con un presupuesto limitado no contraten a una recepcionista separada, sino que hagan que sus empleados roten o se llenen en la recepción, programando sus propias citas y aceptando pagos por sus servicios. Los miembros del personal también son normalmente responsables de tareas como limpiar el salón, esterilizar herramientas y lavar la ropa de cama; la medida en que los empleados tienen que compartir estos roles generalmente depende del tamaño y el presupuesto del salón.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?