¿Qué es la psicología forense?

La psicología forense es una rama de la psicología aplicada que se ocupa del proceso legal y el sistema de justicia. Cualquier servicio psicológico proporcionado a la comunidad legal puede considerarse psicología forense. Es posible que se requiera que un psicólogo forense desempeñe un papel clínico o forense, o ambos. La mayoría de los psicólogos forenses se centran en aplicar la investigación psicológica a los principios del sistema de justicia.

La psicología forense se ocupa de los aspectos psicológicos de un delito o acción civil. Se trata de recopilar, examinar y presentar evidencia para ayudar a facilitar una decisión legal. Dentro del sistema legal, la psicología forense proporciona un medio para hacer cumplir la ley mientras se toma en consideración el comportamiento humano. Se puede recurrir a un psicólogo forense para diferenciar entre el comportamiento criminal y el comportamiento humano que puede ser causado por un desequilibrio psicológico.

Es imperativo que los psicólogos forenses sean buenos psicólogos clínicos. Los psicólogos clínicos evalúan y tratan a pacientes con trastornos mentales. Los psicólogos forenses deben interactuar con las personas que presentan trastornos de salud mental dentro del contexto legal. Los casos civiles y penales pueden ser considerados por un psicólogo forense.

Dentro del sistema de justicia, hay muchas áreas donde se utiliza la psicología forense y se emplean psicólogos forenses. Servicios correccionales, incluidas las cárceles y cárceles; hospitales psiquiátricos; las fuerzas del orden; centros comunitarios de salud mental; y los centros de detención juvenil son solo algunas de las áreas donde se utiliza la psicología forense. Dentro de estos entornos, existen numerosos roles diferentes que realiza el psicólogo forense.

Muchas personas confunden la psicología forense con la ciencia forense. Si bien son campos similares, hay algunas diferencias muy específicas entre los dos. La diferencia clave es el hecho de que la psicología forense se utiliza para analizar todas las perspectivas psicológicas, en lugar de la evidencia física. Un psicólogo forense también se ocupa de muchos problemas legales, que son elementos esenciales para la comprensión del comportamiento criminal.

Se puede recurrir al conocimiento especializado de un psicólogo forense por una variedad de razones, que incluyen el tratamiento de delincuentes con enfermedades mentales, la consulta sobre la selección del jurado y el análisis del comportamiento, la mente y el motivo de un criminal. Los psicólogos forenses tienen un conocimiento experto tanto de la ley como de los métodos de psicología clínica. Se espera que un psicólogo forense se mantenga actualizado no solo sobre los tratamientos psicológicos, sino también sobre cuestiones legales como leyes y políticas nuevas y actualizadas.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?