¿Qué habilidades son necesarias para un oficial de ética?

Un oficial de ética es responsable de desarrollar y aplicar políticas éticas dentro de una organización. Para realizar este trabajo con éxito, habilidades como la honestidad, la imparcialidad, la objetividad, la profesionalidad y la capacidad de mantener la cabeza despejada en tiempos de crisis son habilidades importantes que debe tener un oficial de ética. Además de estas habilidades, la capacitación específica en ética, costumbres culturales y habilidades para la toma de decisiones podría ser útil.

La honestidad es quizás una de las habilidades más importantes que debe tener un oficial de ética. Aunque no siempre es popular o fácil ser honesto, este rasgo asegura que el oficial se ocupe de cada situación honestamente, creando uniformidad en la aplicación del código ético. A medida que las personas ven que un oficial de ética es honesto y maneja cada situación de manera honesta y consistente, es probable que respeten al oficial y las políticas que él o ella ha implementado.

Los oficiales de ética también deben ser justos en sus tratos comerciales con otros. Al igual que con la honestidad, ser justo no siempre es fácil, pero es importante que un oficial de ética siempre trate de ser justo. Jugar a favoritos, sin importar cuán involuntario sea, les da a los empleados pocas razones para tener fe en las habilidades del oficial. Cuando el funcionario es justo, los empleados saben qué esperar de él o ella, y esta comunicación abierta y comprensión es una cosa que puede hacer que un negocio prospere.

Tener la capacidad de ver objetivamente una situación ayuda a un oficial de ética a ver todos los lados de una situación sin involucrarse emocionalmente. Él o ella deben tener compasión y respetar a cada persona involucrada, y él o ella deben entender la perspectiva de cada persona. Al resolver una situación, el oficial debe tener la capacidad de describir la decisión para que cada persona la entienda.

Es probable que un oficial de ética que muestre profesionalismo en todos sus tratos se gane rápidamente el respeto de sus colegas. Los empleados quieren saber que el oficial siempre tendrá a la empresa y el bienestar de los empleados en la más alta consideración. Esto demuestra preocupación y respeto por la empresa y sus empleados, así como un deseo de hacer lo mejor para ellos.

Los dilemas éticos a veces ocurren en situaciones volátiles y caóticas. El pensamiento precipitado y las decisiones apresuradas tienen el potencial de dañar severamente la reputación de una empresa. Un oficial de ética que sabe cómo mantener la calma en lugar de reaccionar en medio del caos es importante para el éxito y la imagen general de una empresa.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?