¿Puedo usar préstamos estudiantiles para gastos de subsistencia?

Los estudiantes tienen más preocupaciones financieras que solo pagar por los libros y la matrícula. En la mayoría de los sistemas universitarios y universitarios, es difícil, si no imposible, mantener un trabajo de tiempo completo que paga los gastos de subsistencia, como alquiler, transporte y alimentos. En muchos casos, las personas pueden usar préstamos estudiantiles para gastos de subsistencia, a menos que los contratos de préstamos estipulen lo contrario.

El uso de préstamos estudiantiles para gastos de subsistencia es una forma muy común de garantizar la supervivencia financiera mientras se enfoca en la educación en lugar de una carrera. En muchas regiones, la cantidad máxima de ayuda financiera permitida por el estado incluye los costos estimados de vida en el total. Esto significa que los estudiantes a menudo pueden pedir prestados préstamos estudiantiles para gastos de vida, así como para costos como la matrícula.

En general, cuando un estudiante toma prestados préstamos estudiantiles para gastos de vida además de los de la matrícula escolar, el dinero se distribuye primero a la escuela. Después de que la escuela deduzca la matrícula y otros costos, emitirá un cheque de reembolso al estudiante por el monto restante del préstamo. Este dinero generalmente puede usarse según lo decida el estudiante; el pago del alquiler, la compra de gasolina y el dinero del entretenimiento para eventos pueden provenir de reembolsos de préstamos estudiantiles.

Aunque a veces una persona puede pedir prestado hasta el costo de los gastos de vida estimados, es importante recordar que estos son préstamos que deben pagarse. La deuda de préstamos estudiantiles es notoriamente difícil de eliminar; en los Estados Unidos, es casi el único tipo de deuda que no se cancela en bancarrota. Los expertos recomiendan establecer un presupuesto muy claro y conciso con respecto a los préstamos estudiantiles para gastos de manutención. Después de completar un primer año o semestre y un estudiante conoce de primera mano el costo promedio de vida mientras está en la escuela, algunos recomiendan tratar de reducir la cantidad de préstamos tomados para evitar que la deuda se intensifique. Los trabajos a tiempo parcial, trabajo-estudio y trabajos de asistente de enseñanza generalmente pueden ser administrados por los estudiantes para ayudar a cubrir los gastos de subsistencia en lugar de depender únicamente de préstamos.

Algunos préstamos privados, subvenciones y becas no están destinados a ser utilizados para gastos de subsistencia. En cambio, estas fuentes de ayuda financiera están destinadas a un gasto particular, como la matrícula, los libros o un programa semestral en el extranjero. La mayoría de las veces, estos préstamos y otras ayudas dirán específicamente para qué está destinado el dinero; muchos simplemente cortan el cheque directamente a la escuela o al programa en lugar de dárselo directamente al estudiante. Es importante verificar si hay estipulaciones sobre el uso de préstamos privados para estudiantes para gastos de subsistencia; algunos prestamistas pueden incluso amenazar con rescindir el préstamo si el dinero no se usa como se especifica.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?