¿Cómo cambio moneda extranjera?

Al viajar de una economía a otra, a menudo es necesario cambiar moneda extranjera. Existen varias formas seguras y efectivas de cambiar moneda extranjera, dependiendo de cuánto tiempo tenga una persona y de dónde se encuentre en su plan de viaje. Los lugares más fáciles para cambiar divisas son en un banco grande o en un cajero automático afiliado a un banco. Los quioscos de cambio de aeropuerto también son fuentes bastante confiables de cambio de moneda, aunque los tipos de cambio a menudo pueden ser muy caros.

Si una persona se está preparando para un viaje, puede aprovechar la oportunidad de cambiar moneda extranjera en el banco local. La mayoría de los bancos grandes con mucho gusto sacarán una suma de la cuenta bancaria de un cliente y la cambiarán por moneda extranjera. Si la moneda es oscura, es posible que deba solicitar el cambio con varias semanas de anticipación. Es posible que haya más monedas comunes disponibles el mismo día o al día siguiente, aunque la mayoría de los bancos cobrarán una pequeña tarifa por este servicio. Usar un banco local es una buena manera de asegurarse de que un viajero tenga un suministro de efectivo aceptado localmente de inmediato. Un banco de origen también es un buen lugar para cambiar dinero extranjero a moneda local después de que se complete un viaje.

Los cajeros automáticos afiliados a un banco son otra buena opción para el intercambio de divisas. La mayoría de los cajeros automáticos aceptarán cualquier tarjeta de crédito o débito con un pin de cuatro dígitos y dispensarán el efectivo solicitado en la moneda local. La mayoría de las máquinas cobrarán una tarifa por dispensar efectivo, pero puede ser inferior a la tarifa que cobra un quiosco de cambio. Para las personas que no quieren llevar su efectivo personal hasta que puedan cambiarlo, confiar en los cajeros automáticos generalmente puede ser una apuesta segura.

Los quioscos de los aeropuertos suelen ser bastante seguros de usar, a diferencia de los mostradores de cambio independientes que se pueden encontrar en las grandes ciudades. Si bien pueden tener un tipo de cambio menos favorable que los bancos, son una buena manera de obtener un suministro de efectivo mientras aún están en el aeropuerto. La diferencia en los tipos de cambio suele ser leve, pero puede valer la pena descargar un rastreador de tipos de cambio en tiempo real en un teléfono o computadora para asegurarse de que el tipo de cambio publicado sea justo. Para cambiar moneda extranjera en un quiosco, simplemente dígale al trabajador qué moneda y denominaciones desea.

Dado que los tipos de cambio y las tarifas desfavorables pueden afectar lentamente los fondos, asegúrese de que los intercambios sean realmente necesarios. Los hoteles, restaurantes y tiendas en muchas áreas pueden estar dispuestos a aceptar monedas comunes, o al menos permitir el uso de tarjetas de débito o crédito. Diferentes países no siempre tienen monedas diferentes; muchos países europeos, por ejemplo, utilizan el euro. Si se requieren transacciones de cambio de divisas, intente limitarlas a unos pocos intercambios más grandes en lugar de a muchos pequeños. Menos intercambios totales generalmente significarán tarifas más bajas.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?