¿Qué es una empresa financiera cautiva?

Una compañía financiera cautiva es una compañía subsidiaria establecida con el propósito de proporcionar crédito a los clientes de la compañía matriz. Esto está diseñado para facilitar el financiamiento para los consumidores que realizan grandes compras como electrodomésticos y vehículos. Las compañías financieras cautivas son propiedad o están controladas por la compañía matriz, dependiendo de cómo estén estructuradas, y existen únicamente para el beneficio de la compañía matriz.

Uno de los ejemplos más comunes de una compañía financiera cautiva es una compañía de tarjetas de crédito que proporciona tarjetas de crédito de tiendas. Los grandes almacenes a menudo ofrecen tarjetas de tiendas a sus clientes y las personas también pueden obtener tarjetas de tiendas de abarrotes y otros tipos de tiendas. Los clientes a menudo pueden presentar su solicitud en el acto al realizar una compra grande y se les puede ofrecer un incentivo como un descuento sobre el precio de venta o una tarjeta de ahorro que se aplicará a futuras compras.

Otro ejemplo es el financiamiento ofrecido a través de un fabricante de automóviles. Muchos fabricantes de automóviles tienen compañías financieras cautivas que otorgan crédito a las personas que compran sus automóviles. Del mismo modo, los fabricantes de electrodomésticos y equipos caros también pueden utilizar dichas empresas. La compañía financiera cautiva existe para hacer que los productos de la compañía sean más accesibles para los consumidores y para garantizar que la compañía tenga un suministro constante de compradores. Sin un crédito de esta naturaleza, algunas compras podrían estar fuera del alcance de los consumidores. Las compañías financieras cautivas también pueden ofrecer crédito a clientes que de otro modo no podrían obtener préstamos, lo que abre el mercado de clientes potenciales.

Tener una compañía financiera cautiva le permite a la compañía extender crédito a los clientes sin ponerse directamente en riesgo. Las empresas más pequeñas pueden ofrecer cosas como cuentas de cobro en tiendas directamente a los clientes sin un intermediario. El problema con esto es que cuando los prestatarios no pagan, la compañía toma la pérdida directamente. Con una compañía financiera cautiva, la subsidiaria incurre en tales pérdidas. Actuando como una compañía financiera, también puede hacer inversiones y tomar otras medidas para ganar dinero para la compañía matriz y mitigar los riesgos de los consumidores.

Las personas que reciben financiamiento a través de una compañía financiera cautiva deben tener cuidado. La tasa de interés puede ser más alta que otro tipo de préstamo, como un préstamo bancario. Además, dichos préstamos pueden venir con términos engañosos o desfavorables. Por ejemplo, las personas pueden ser informadas de que no necesitan realizar ningún pago durante un año, pero no se les alertará sobre el hecho de que se devengan intereses durante este período.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?