¿Qué es una unidad de banca offshore?

Una unidad bancaria offshore (OBU) es una institución financiera que realiza transacciones comerciales en el extranjero o en otro país. Es una sucursal fantasma o una división de un banco establecido en un centro financiero offshore. Esta configuración permite al banco realizar negocios monetarios y transacciones de cambio internacional. La unidad de banca offshore generalmente está exenta de las regulaciones del país anfitrión. También se otorgan algunos privilegios fiscales como incentivos para el establecimiento de una institución bancaria rentable en ese país.

El mercado del euro fue la primera unidad bancaria offshore establecida. Le siguieron Singapur, Hong Kong, Bahrein y luego muchos otros países. Hasta 1990, las ganancias de las unidades bancarias offshore eran enormes, pero después de la década, su crecimiento se volvió moderado.

Por lo general, un banco comercial tiene una unidad bancaria nacional y también una unidad bancaria offshore. La unidad bancaria nacional a menudo proporciona servicios bancarios a los residentes del país donde está establecida. Una unidad de banca offshore a menudo brinda servicios a residentes de otro país.

La mayoría de las unidades bancarias offshore se establecen en áreas geográficamente remotas. Su presencia en ubicaciones estratégicas a menudo motiva la construcción de centros de negocios alrededor del área y frecuentemente genera crecimiento económico. Una unidad de banca extraterritorial también aísla las cuentas de sanciones económicas y políticas, brindando a los depositantes seguridad frente a los riesgos de disturbios políticos y amenazas de activos congelados.

La unidad de banca extraterritorial generalmente no compite con los bancos nacionales ya establecidos en el área. En cambio, permite que exista una competencia saludable entre las instituciones financieras, lo que brinda a las empresas un equilibrio adecuado de servicios. Las unidades bancarias extraterritoriales también operan con un menor costo debido a los bajos gastos generales y los incentivos gubernamentales, por lo que pueden proporcionar tasas de interés más altas.

Muchas personas se dedican a la banca extraterritorial para mantener su dinero o activos seguros y al mismo tiempo eximirlo de pagar impuestos. La confidencialidad y el secreto que ofrece una unidad de banca offshore también lo hace más atractivo para muchos inversores extranjeros. A través de esta institución, muchos inversores también tienen la oportunidad de ingresar al mercado global.

Sin embargo, existen algunas desventajas de tener una cuenta bancaria offshore. Se demostró que la institución era financieramente poco confiable en tiempos difíciles. Por ejemplo, durante la crisis bancaria de 1988, quienes depositaron sus fondos en el extranjero perdieron su dinero. También se sospecha que las unidades bancarias extraterritoriales tienen vínculos con la delincuencia organizada y la economía clandestina. Ha sido recriminado por ayudar a transacciones dudosas como el lavado de dinero y otras operaciones ilegales.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?