¿Qué es la demanda del mercado?

La demanda del mercado se define como la cantidad total de compras de un producto o familia de productos dentro de un grupo demográfico específico. La demografía puede basarse en factores como la edad o el sexo, o involucrar la cantidad total de ventas que se generan en una ubicación geográfica particular. Evaluar la demanda del mercado es una de las formas más importantes en que las empresas deciden qué vender y cómo vender los productos que producen.

Evaluar adecuadamente la demanda del mercado para un producto dado es muy importante. No proyectar con precisión la conveniencia de un bien o servicio puede conducir a niveles de producción que exceden la cantidad de unidades que realmente se venderán. Como resultado, la compañía se queda con un gran inventario de productos terminados que no generan ningún beneficio. En algunos casos, no proyectar adecuadamente la demanda del mercado es suficiente para obligar a una empresa a quebrar.

La forma más común de evaluar la conveniencia de los bienes y servicios dentro de un grupo demográfico dado es implementar un análisis estructurado de la demanda del mercado. Esencialmente, este proceso busca identificar a los consumidores que se sienten atraídos por los productos lo suficiente como para comprarlos. Como parte del análisis de mercado, la investigación ayuda a identificar el tamaño del mercado. Esto permite determinar si la empresa necesita cultivar el interés del consumidor en un grupo demográfico particular para generar nuevos negocios o cultivar varios mercados diferentes al mismo tiempo como un medio para seguir siendo rentable.

Debido a que la demanda del mercado puede cambiar con el tiempo, las empresas invierten recursos en verificar constantemente el estado actual de los deseos y necesidades de los consumidores. Este proceso continuo a menudo permite a las empresas seguir siendo competitivas con otras empresas que también se dirigen a los mismos mercados, así como mantener el interés de los clientes actuales al realizar mejoras en los productos existentes y posiblemente introducir nuevos productos que también sean de interés para esos mismos clientes. Por ejemplo, una empresa que produce cortadoras de césped puede introducir una línea especial de cuchillas para cortacésped, si la encuesta de marketing indica que los consumidores se sentirían atraídos por el nuevo producto en cantidades suficientes para que el esfuerzo sea rentable.

Una estrategia sólida de demanda del mercado también puede ayudar a las empresas a identificar las próximas tendencias antes de la competencia. Por ejemplo, algunos fabricantes de equipos de oficina durante la década de 1970 utilizaron los resultados de las encuestas de mercado para proyectar que las máquinas de escribir perderían atractivo a medida que las computadoras de escritorio se volvieran más fáciles de usar. Como resultado, esas compañías pudieron crear estrategias que les permitieron reducir gradualmente la producción de máquinas de escribir mientras implementaban lentamente la producción de las computadoras compactas. Debido a que evaluaron adecuadamente la demanda del mercado, esas compañías pudieron seguir siendo rentables durante la década de 1980 y más allá, ya que la computadora de escritorio se convirtió en un elemento básico tanto en el hogar como en la oficina.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?