¿Cómo reconozco los síntomas de la enfermedad de las vacas locas?

La enfermedad de las vacas locas, también conocida como encefalopatía espongiforme bovina (EEB) o enfermedad de Creutzfeldt-Jakob de nueva variante (vCJD), puede ser difícil de reconocer. Este trastorno neurológico degenerativo es causado por la ingestión de carne que ha sido contaminada con un agente llamado prión, que es una proteína anormal. Los síntomas de la enfermedad de las vacas locas a menudo comienzan con problemas psiquiátricos. Más tarde, surgen problemas con las habilidades cognitivas y la función neurológica. Desafortunadamente, los síntomas generalmente progresan y causan la muerte en pacientes después de aproximadamente un año.

Una razón por la cual los síntomas de la enfermedad de las vacas locas pueden ser difíciles de identificar es que pueden aparecer en pacientes muchos años después de consumir el producto cárnico contaminado. Es posible que un paciente no tenga síntomas durante años o décadas después de la exposición inicial al prión. Además, algunos de los primeros síntomas de la enfermedad de las vacas locas son a menudo inespecíficos, y los pacientes pueden recibir otros diagnósticos antes de ser identificados con esta afección.

Los primeros síntomas de la enfermedad de las vacas locas son a menudo problemas psiquiátricos. La depresión es el síntoma inicial más común de esta enfermedad degenerativa, y los pacientes pueden informar tristeza, pérdida de interés en actividades placenteras, culpa y disminución de la energía. Algunos pacientes experimentan síntomas de psicosis y pueden tener alucinaciones visuales o auditivas o volverse paranoicos sobre varios aspectos de sus vidas. Otros síntomas psiquiátricos pueden incluir ansiedad, insomnio y apatía.

Algunos de los siguientes síntomas de la enfermedad de las vacas locas que se pueden ver en los pacientes afectados implican problemas con la función cognitiva o la capacidad de pensar correctamente. Los pacientes pueden experimentar una aparición repentina de pérdida de memoria o demencia. A veces, estos síntomas pueden ser difíciles de diferenciar de los síndromes más comunes que causan demencia, como la enfermedad de Alzheimer. Para distinguir entre los dos, los médicos deben tener en cuenta la rapidez con que evolucionan los síntomas y la edad del paciente afectado. Un inicio rápido de pérdida de memoria en un paciente joven sería más consistente con vCJD, mientras que un inicio lento de demencia en un paciente mayor sería mucho más probable que sea la enfermedad de Alzheimer.

La progresión de la enfermedad generalmente continúa involucrando otros elementos del sistema nervioso. La enfermedad en la parte del cerebro y la médula espinal que regula el movimiento podría provocar síntomas como movimientos involuntarios o parálisis muscular. La actividad de esta enfermedad en el cerebelo puede provocar problemas de equilibrio y mantener un patrón de caminata estable. Los nervios craneales, que son los nervios que son importantes para la sensación y el movimiento de la cara, pueden verse afectados y provocar síntomas tales como movilidad ocular limitada, problemas para tragar y dificultad para hablar.

Los síntomas de la enfermedad de las vacas locas a menudo progresan rápidamente y provocan la muerte aproximadamente un año después de que comienzan. Los pacientes pueden fallecer después de que los músculos responsables de la respiración ya no funcionan correctamente. Otras causas de muerte pueden incluir infección o falla del sistema cardiovascular.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?