¿Cuáles son las diferentes causas del sueño excesivo?

El sueño excesivo, también conocido como hipersomnia, ocurre cuando una persona duerme demasiado todas las noches durante dos semanas o más. Esto equivale a unas diez horas de sueño por noche para un adulto. Las causas del exceso de sueño generalmente están vinculadas a los hábitos cotidianos que se pueden cambiar para ayudar a tratar los problemas de sueño excesivos. Dormir en exceso puede provocar letargo o lentitud durante el día, acompañado de una necesidad de tomar siestas, una sensación de apatía, dificultad para motivarse para tareas simples, dificultad para prestar atención y dificultad para retener información. Una de las causas más comunes de sueño excesivo es la depresión.

La depresión es un estado de tristeza, desesperanza o melancolía durante varias semanas o varios años. La depresión a menudo no se trata, lo que significa que los trastornos del sueño que pueden estar asociados con la depresión también no se tratan. Si bien la depresión puede provocar insomnio, también puede provocar un sueño excesivo. Un paciente puede sentirse desmotivado para levantarse de la cama, puede dormir en momentos extraños durante todo el día y puede no sentir ninguna razón para permanecer despierto por la noche. El sueño excesivo en realidad puede exacerbar la depresión y viceversa.

Los cambios temporales en las rutinas diarias también pueden provocar hipersomnia. No es raro que uno duerma más después de mudarse a una nueva ubicación en una zona horaria diferente, por ejemplo, para permitir que el cuerpo se ajuste al nuevo horario. El horario de sueño de uno puede verse interrumpido permanentemente durante tales movimientos, aunque elegir despertarse e irse a dormir a horas específicas puede corregir la hipersomnia en este caso. Los medicamentos también pueden causar hipersomnia, y la interrupción de la ingesta de medicamentos generalmente conduce a un final del sueño excesivo. Esto puede demorar varios días o incluso semanas, ya que los químicos en la medicación eventualmente abandonan el cuerpo.

Las causas más graves de hipersomnia incluyen daño cerebral y enfermedades como la mononucleosis. Incluso los resfriados comunes pueden causar hipersomnia a medida que el cuerpo lucha para combatir una infección o bacteria. El daño cerebral resultante de un golpe en la cabeza u otra lesión puede alterar los patrones de sueño de forma permanente, y tales condiciones solo deben ser tratadas por profesionales en el campo de la medicina. El hipotiroidismo es otra enfermedad que puede alterar los patrones de sueño y promover un sueño excesivo, y esta enfermedad generalmente se trata con medicamentos.

Por lo general, se considera que las personas con sobrepeso tienen un mayor riesgo de hipersomnia, que también puede exacerbar el aumento de peso. El metabolismo del cuerpo se ralentiza durante el sueño, lo que significa que el cuerpo produce menos energía, lo que a su vez hace que sea más difícil quemar grasa y perder peso.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?