¿Qué es un hemangioma cavernoso?

Los hemangiomas son acumulación o crecimiento anormal de vasos sanguíneos en los órganos internos o en la piel. La mayoría de los hemangiomas ocurren al nacer, mientras que otros se desarrollan después del nacimiento. Hay dos tipos de hemangiomas: el hemangioma capilar y el hemangioma cavernoso. Un hemangioma capilar generalmente se ve en la capa superior de la piel, mientras que el hemangioma cavernoso a menudo se encuentra en la capa más profunda. Algunos pacientes, sin embargo, pueden presentar ambos tipos.

El hemangioma cavernoso, también conocido como cavernoma, ocurre con menos frecuencia que el hemangioma capilar. Es un tumor benigno de vasos sanguíneos que crece rápidamente durante un período de tiempo y generalmente no se reduce de tamaño. La mayoría de los hemangiomas cavernosos son generalmente suaves al tacto y no presentan mucha importancia. Sin embargo, en algunos casos, su presencia puede volverse localmente destructiva y causar trastornos estéticos.

Un hemangioma cavernoso generalmente ocurre en la piel a lo largo del área del cuello y la cara, y se manifiesta como una lesión elevada rojiza. Cuando se desarrolla en el cerebro o el hígado, la presentación de los síntomas generalmente varía. Las convulsiones, los cambios en la visión, la función facial disminuida y la dificultad para tragar son algunas de las manifestaciones de un hemangioma cavernoso en el cerebro. En casos severos, puede romperse, causar sangrado en el cerebro y, si no se trata de inmediato, incluso puede provocar la muerte. El crecimiento de un hemangioma cavernoso en el hígado generalmente se presenta con agrandamiento del hígado o hepatomegalia.

Todavía se desconocen las causas del desarrollo del hemangioma cavernoso, pero la predisposición genética puede desempeñar un papel. El trastorno aparece comúnmente en individuos entre 20 y 30 años, aunque se observa un pequeño número de casos durante el nacimiento. El diagnóstico generalmente lo realizan pediatras, médicos que tratan a niños e internistas, médicos que tratan enfermedades de adultos. Los estudios de imágenes como rayos X, tomografía computarizada (TC) y resonancia magnética (MRI) son las herramientas de diagnóstico que se realizan con frecuencia para determinar la presencia de lesiones en los órganos internos.

La primera opción de tratamiento para un hemangioma cavernoso es la observación de la lesión, ya que la mayoría de los casos no afectan el funcionamiento adecuado del cuerpo. Sin embargo, las lesiones que crecen en la piel y causan desfiguración se recomiendan con frecuencia para la extirpación quirúrgica. En algunos casos donde la lesión se encuentra en el cerebro u otros órganos internos, a menudo también se recomienda la cirugía. Los médicos también usan esteroides para reducir el tamaño de la masa y la hinchazón de las partes del cuerpo afectadas.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?