¿Qué es una coma?

En general, se entiende que un coma es un estado de inconsciencia del que no se puede despertar a un paciente. Mientras está inconsciente, el paciente no puede participar en acciones voluntarias, no exhibe un ciclo de vigilia y sueño, y no registra ninguna reacción a ningún tipo de estímulo. Esencialmente, el paciente comatoso permanece vivo, pero es completamente incapaz de relacionarse con el mundo en general.

Tomando el nombre de la palabra griega koma , que significa sueño profundo, un coma puede ser el resultado de varios eventos diferentes. Los problemas con el sistema nervioso central pueden invocar un coma. Las crisis médicas como un derrame cerebral también pueden provocar que el paciente entre en estado de coma. Hay casos en que la intoxicación provocó que el individuo cayera en coma durante un período prolongado.

Los accidentes también pueden provocar un coma. Cualquier tipo de accidente que involucra un trauma en la cabeza tiene el potencial de provocar que el individuo se vuelva inconsciente y se hunda en coma. Esto es especialmente cierto cuando se sospecha una conmoción cerebral. En general, esto se atribuye al daño a la sección del cerebro conocida como formación reticular. Es esta área del cerebro la que ayuda a regular el ciclo diario de vigilia y sueño.

También hay ejemplos de comas inducidas médicamente. Por ejemplo, un profesional de la salud puede optar por usar medicamentos para inducir un coma si ha habido un trauma grave en la cabeza que debe abordarse. Al hacerlo, se entiende que ayuda a proteger la función cerebral superior tanto del trauma como de los procedimientos médicos que pueden ser necesarios para efectuar la recuperación.

Si bien la mayoría de las personas entiende que un coma es un estado en el que el individuo está completamente quieto y en silencio, ese no es siempre el caso. En algunos casos, el paciente comatoso puede exhibir algún movimiento involuntario que parece ser voluntario. También existe la posibilidad de que el paciente vocalice de vez en cuando. Sin embargo, todas estas acciones no están bajo el control del individuo, y no necesariamente indican que él o ella se está volviendo más consciente del entorno.

Los comas a menudo duran desde unos pocos días hasta varias semanas. La recuperación del coma generalmente toma algún tiempo, ya que el paciente recupera lentamente el control de las funciones motoras y puede recuperar el habla y otras habilidades de comunicación. En algunos casos, la recuperación completa no tiene lugar. En otros casos, el individuo puede entrar en lo que se conoce como estado vegetativo o tal vez nunca recuperar la conciencia y expirar.

Si bien la ciencia médica ha producido tratamientos de coma que han tenido éxito en algunos casos, no existe un tratamiento exacto para tratar un coma. Los profesionales de la salud abordan cada caso de forma individual y formulan el tratamiento en función de factores conocidos que se relacionan con el paciente.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?