¿Qué es una prueba de audición?

Una prueba de audición es un procedimiento realizado para determinar la capacidad de una persona para evaluar qué tan bien puede detectar ciertas frecuencias. La prueba está tratando de determinar el tono más bajo que la persona puede escuchar. La prueba también puede incluir un componente del habla para asegurarse de que los resultados sean precisos. Lo lleva a cabo un audiólogo, que es un profesional médico capacitado.

La prueba de audición probablemente incluirá una sesión en la que la persona examinada se sienta en una cabina insonorizada. Se le puede pedir que use un juego de auriculares. Se reproduce una serie de sonidos dentro de la cabina, y se le pide a la persona que presione un botón o levante la mano para indicar que ha escuchado el sonido. Los sonidos se reproducen en varios decibelios diferentes y el audiólogo rastrea cuáles puede escuchar la persona mediante un gráfico. Una vez que se haya completado la prueba de audición, el audiólogo podrá determinar qué frecuencias tiene problemas para oír la persona y diagnosticar el grado de pérdida auditiva, si corresponde.

La parte del habla de la prueba de audición implica que la persona escuche las palabras y las repita al audiólogo. Esto ayuda a aclarar cualquier inexactitud en el proceso de prueba, ya que la persona examinada puede estar esforzándose por escuchar a ciertas frecuencias e indicar que ha escuchado un sonido cuando no ha podido hacerlo. La prueba del habla también puede indicar si los sonidos hechos al combinar letras específicas son difíciles de escuchar para la persona.

El audiólogo también querrá realizar un examen físico de la estructura del oído para determinar si es normal como parte de una prueba de audición. Se coloca una sonda en el oído para medir la cantidad de presión de aire en el canal auditivo. Un nivel anormal de presión de aire puede indicar un problema con la estructura o el funcionamiento del tímpano.

Una acumulación de líquido en el canal auditivo también puede contribuir a los problemas de audición. El audiólogo examinará el oído para asegurarse de que no haya líquido durante el proceso de prueba de audición. Es posible que se necesiten antibióticos para tratar el líquido en el oído interno.

Los resultados de la prueba de audición confirmarán que la persona tiene un rango de audición normal o indicarán algún nivel de pérdida auditiva. La información obtenida de los gráficos de las diferentes frecuencias se puede utilizar para ofrecer un tratamiento adecuado para la pérdida, como los audífonos.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?