¿Qué es la hematuria indolora?

La hematuria es otro nombre para la sangre en la orina, y la hematuria indolora se refiere a la sangre que se encuentra sin ningún síntoma de dolor o molestia en la vejiga y los riñones, o al orinar. La sangre urinaria puede ser visible a simple vista o solo aparente bajo un microscopio. Como la hematuria indolora en adultos es un signo común de cáncer de vejiga, generalmente se investiga con urgencia, especialmente si la sangre es visible sin un microscopio. Cuando el sangrado anormal en el tracto urinario se asocia con dolor, es más probable que sea benigno o no canceroso, como es el caso de los cálculos renales y las infecciones del tracto urinario.

Si bien la presencia de sangre visible en la orina, en ausencia de otros síntomas, a menudo puede indicar un tumor de vejiga, si la sangre solo es visible bajo un microscopio hay más causas posibles, especialmente en personas más jóvenes. Estas causas de hematuria indolora microscópica incluyen algunos problemas renales, el uso de ciertos medicamentos, como algunos antibióticos y medicamentos antiinflamatorios, y el agrandamiento de la próstata. Ocasionalmente, el ejercicio extenuante también puede provocar sangre en la orina. Cuando la sangre parece ser visible en la orina, es importante descartar otros factores que pueden causar una coloración roja, como el consumo de remolacha y el uso de ciertos medicamentos.

Los estudios de laboratorio de orina, conocidos como análisis de orina, generalmente se llevan a cabo en casos de hematuria indolora. Se pueden realizar otras investigaciones, incluidas las ecografías del sistema urinario, las radiografías abdominales y la cistoscopia, donde se inserta un instrumento como un telescopio en la vejiga. Si se encuentra un tumor de vejiga usando un cistoscopio, es posible tomar una muestra del tejido al mismo tiempo, o incluso eliminar el crecimiento.

Cuando la investigación de la hematuria indolora conduce al descubrimiento del cáncer de vejiga, el tratamiento y el pronóstico dependerán del tipo de cáncer y el grado en que se ha propagado. Si un cáncer no se ha diseminado más allá del revestimiento de la vejiga, es posible que se cure. En los casos en que se ha invadido el músculo de la pared de la vejiga, es menos probable una cura y el tratamiento tiene como objetivo retrasar la progresión de la enfermedad y mejorar los síntomas.

Las opciones de tratamiento para el cáncer de vejiga pueden incluir cirugía para extirpar el tumor o toda la vejiga. La quimioterapia, donde se usan medicamentos para destruir las células tumorales, se puede administrar antes o después de la cirugía. Si se usa radioterapia, donde la radiación se dirige a las células cancerosas, esto también puede ir precedido de un ciclo de quimioterapia. Se cree que combinar las terapias de esta manera es más beneficioso que usarlas individualmente.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?