¿Qué es la conversión de tipos?

La conversión de tipo es una forma de punteo de tipo, una técnica utilizada en informática y programación de software en la que el tipo de datos de una entidad específica se cambia a un tipo de datos diferente. El concepto de punteo de tipos surgió en torno al sistema de tipos especificado de un lenguaje de programación, por lo que se pueden lograr ciertos efectos que de otro modo serían difíciles de hacer dentro de los límites de la definición formal del lenguaje de programación. La conversión de tipos, que es la forma más común de escritura de tipo, es posible en prácticamente todos los lenguajes de programación, aunque algunos lenguajes ofrecen métodos adicionales de escritura de tipo, como unión o reinterpretación. Algunas guías de estilo de programación sugieren que no se utilicen los tipos de letras, aunque la conversión de tipos se usa con frecuencia de todos modos.

La conversión de tipos también se conoce a veces como conversión de texto o coerción, según el lenguaje de programación utilizado. Cada lenguaje de programación tiene reglas sobre cómo la conversión de tipos se puede usar con éxito. En términos generales, las conversiones pueden tener lugar en tipos u objetos fundamentales.

Hay varios tipos de datos fundamentales o clases de tipos de datos. Un tipo de datos común utilizado en operaciones matemáticas son los enteros, o números simples, que pueden variar en miles o millones, dependiendo de la cantidad de bits en su ancho. Por ejemplo, un número entero de 32 bits puede variar de cero a 4.294.967.295, o de 2.147.483.648 a 2.147.483.648. Otro tipo es el número de coma flotante, que es básicamente cualquier número con un punto decimal.

Los caracteres individuales, como una letra del alfabeto o un signo de puntuación, también se pueden usar como tipo de datos. Un tipo de datos de cadena es cualquier grupo o secuencia de números y / o letras sin interrupción; las longitudes de cadena son arbitrarias, pero su tamaño o límite generalmente se define en el lenguaje de programación. El más antiguo de los tipos de datos es el booleano, que es simplemente verdadero o falso. Otras clases de tipos incluyen algebraico, funciones, datos de máquina y objetos. Por ejemplo, en lenguajes orientados a objetos, el antepasado de un objeto puede usar el tipo de un objeto padre para que sus interacciones entre ellos sean más fluidas.

Los detalles de la conversión de tipos realmente no entran en juego hasta que se toman en cuenta las reglas de un lenguaje de programación en particular. Las reglas de algunos idiomas dictan además si una conversión de tipo es implícita o explícita. Una conversión de tipo implícita se denomina con mayor frecuencia coerción y generalmente se realiza en el momento en que un programa se compila desde el código fuente en un programa ejecutable. Esto puede suceder, por ejemplo, si se utilizan múltiples tipos de datos en una expresión y luego se ejecuta una comparación. La conversión de tipo se considera implícita y el compilador la maneja automáticamente; Una conversión de tipo explícita se define en el código del programa. El lenguaje de programación C hace una distinción entre los dos, llamando a una conversión de tipo implícita una coerción, y una conversión de tipo explícita a un elenco.

Un ejemplo simple de una conversión de tipo común serían las operaciones matemáticas en números en un programa de computadora. Un programa de computadora que recibe un número decimal, un tipo de datos de punto flotante, como entrada puede necesitar convertir el número en un tipo de datos entero para realizar operaciones matemáticas, o viceversa. Esta conversión permite que la operación continúe.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?