¿Cuáles son los peligros del corte por chorro de agua?

El corte por chorro de agua se usa comúnmente en el mundo de la fabricación para cortar una amplia gama de materiales. El corte por chorro de agua implica una corriente de agua altamente presurizada que es capaz de cortar todo, desde cerámica hasta titanio. A veces, el chorro se combina con materiales abrasivos para un corte más limpio, aunque esto no es necesario. El corte por chorro de agua es una herramienta excelente para cortar materiales que no se pueden cortar con cuchillas y láseres, y cuando se usa adecuadamente, es una excelente adición al proceso de fabricación.

Existen varios riesgos asociados con el corte por chorro de agua, como la mayoría de los procesos industriales diseñados para cortar materiales mucho más densos que el cuerpo humano. Se requiere un cuidado extremo y una capacitación adecuada por parte del operador para evitar lesiones. El corte por chorro de agua nunca debe ser realizado por alguien que esté intoxicado, que tome medicamentos recetados que deterioren el juicio, cansados ​​o enfermos, o bajo la influencia de otras sustancias controladas.

Un peligro común asociado con el corte por chorro de agua es el daño ocular. Si el ojo humano se expone a un chorro de agua a alta presión, puede sufrir arañazos en la córnea, desprendimiento de la retina o dislocación completa. El daño a la córnea puede sanar, pero el desprendimiento de la retina o el desplazamiento del ojo pueden provocar ceguera. Mientras se cura rápidamente, el ojo es un órgano delicado cuando se somete a fuerzas intensas, y es recomendable usar protección ocular sólida mientras se usa un cortador de chorro de agua.

El corte por chorro de agua también está asociado con un alto volumen de ruido, que puede dañar la audición a niveles sostenidos. Se debe usar protección para los oídos en todo momento cuando se opera un chorro de agua, y el usuario debe tratar de mantenerse al tanto del nivel de decibelios. La exposición prolongada a grandes volúmenes de sonido puede provocar tinnitus, dificultad para oír y, en última instancia, sordera. La mayoría de los daños por exposición al ruido son acumulativos y lentos, lo que significa que el usuario puede no ser consciente de la magnitud del daño a su audición hasta que sea demasiado tarde. Las pruebas de audición regulares son muy recomendables para los operadores de corte por chorro de agua.

Los materiales utilizados en el corte por chorro de agua también pueden representar un peligro para los operadores, especialmente si el chorro se mezcla con abrasivos. Si los operadores están cortando materiales tóxicos, pueden estar expuestos a partículas y fragmentos del material a medida que el chorro de agua lo atraviesa. Pequeñas partículas de metal también pueden penetrar en la piel, causando molestias e infecciones si no se abordan. Es importante mantener limpio el espacio de trabajo para evitar la exposición.

Otro riesgo importante asociado con el corte por chorro de agua es el daño severo, especialmente en las extremidades, asociado con el contacto inadvertido con el chorro. El corte por chorro de agua se utiliza para cortar materiales extremadamente duros y es totalmente capaz de eliminar una extremidad de un operador desatento. Más comúnmente, la exposición al chorro produce heridas punzantes profundas y hematomas o hemorragias internas. Se debe recibir atención médica inmediata después de cualquier lesión por chorro de agua, incluso si no hay daños externos.

Para evitar lesiones mientras practica el corte por chorro de agua, use protección para los ojos y la cara, guantes, protección para los oídos y prendas pesadas que protejan el cuerpo del contacto directo con el chorro de agua.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?