¿Qué es un muro de cavidad?

Una pared de la cavidad consta de dos paredes separadas que se han construido estrechamente juntas con un espacio entre ellas. Cada uno de estos muros puede construirse con un tipo diferente de mampostería, como ladrillo u hormigón, o de otros materiales. El espacio resultante permite que la pared de la cavidad sea más eficiente en el aislamiento que una pared de una sola capa, o una que consta de dos capas que se han unido donde habría estado el espacio. La humedad que se absorbe en la mampostería de la pared exterior normalmente drenará a través del espacio y saldrá de la base de la pared, lo cual es otro beneficio para este tipo de estructura.

La eficiencia de las paredes de la cavidad las hace ideales para su uso al construir casas o edificios en climas más fríos. La pérdida de calor puede reducirse en gran medida por la cavidad, lo que da como resultado facturas de calefacción más bajas y es menos perjudicial para el medio ambiente. También se puede colocar aislamiento adicional dentro del espacio de la pared que se sumará a su mayor nivel de eficiencia. Para ser más eficiente, el espacio en una pared de la cavidad debe sellarse donde las puertas y ventanas están integradas en la pared.

En un ejemplo de una pared de cavidad típica, la porción externa estará hecha de una capa de ladrillos, mientras que la capa interna estará construida con materiales más pesados ​​y más anchos, como bloques de concreto. La capa externa puede estar cubierta con algún tipo de revestimiento, pero con mayor frecuencia queda expuesta por la estética de la casa o edificio. El espacio intermedio puede variar en tamaño. Los espacios más grandes son mejores para aislar el interior de un edificio, mientras que los espacios más pequeños conservan una mayor cantidad de área que se puede dedicar al espacio interior del piso. Además, los orificios denominados orificios de drenaje generalmente existen en la capa externa de una pared de la cavidad que sirven como orificios de drenaje para la humedad que ha penetrado en el espacio interior de la pared.

Este tipo de muro fue ideado y puesto en uso en el siglo XIX en el Reino Unido, y ahora se emplea en todo el mundo. Inicialmente, el uso principal era para evitar que la humedad entrara a través de las paredes, pero el propósito de usar paredes de cavidades hoy en día es principalmente aislamiento. A su importancia se suman los muchos tipos de preocupaciones ambientales que existen hoy en día, incluida la reducción de los desechos ambientales y la preservación de los recursos naturales como los combustibles fósiles.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?