¿Qué es un cable con corriente?

Un cable vivo o caliente es un cable conductor que transporta corriente eléctrica en forma de voltaje oscilante. El contacto con el cable puede causar una descarga eléctrica en algunos entornos, ya que un cuerpo puede actuar como tierra y la electricidad fluirá a través del camino de menor resistencia, el cuerpo, para llegar al suelo. Se necesitan precauciones especiales para limitar el riesgo de descarga eléctrica por cables con corriente, ya sean cables eléctricos caídos o cables domésticos.

Por convención, muchos códigos eléctricos insisten en el uso de códigos de colores en el cableado por seguridad. Un cable con corriente puede ser negro, marrón o rojo, según la región. Esto alerta a las personas sobre el hecho de que transporta corriente y puede estar energizado. En el cableado eléctrico doméstico, el cable complementario es el llamado "neutro". El cable fluye a través del cable vivo para llegar a un aparato, se mueve a través del circuito creado por el aparato y sale a través del cable neutro.

Técnicamente, los cables vivos y neutros pueden transportar corriente en dichos circuitos, y algunos cables domésticos no se diferencian. En otros casos, un electricista puede instalar salidas polarizadas, donde un agujero es un poco más pequeño que el otro. El orificio más pequeño acomoda el cable con corriente, mientras que el orificio más grande es el neutro. Esto puede aumentar la seguridad de los electrodomésticos conectados a la toma de corriente, especialmente cuando se combina con el uso de una conexión a tierra. El suelo proporciona un camino seguro para que la electricidad limite las posibilidades de descargas eléctricas.

El cable con corriente está aislado, y el nivel de aislamiento depende del voltaje. Los plásticos, telas, papel y geles se pueden usar como agentes aislantes. El aislamiento limita el contacto entre este y otros conductores, lo que evita cortocircuitos. También asegura que un cable con corriente no energice algo como la carcasa de un electrodoméstico. El aislamiento tiende a desgastarse con el tiempo, especialmente en ambientes hostiles. Es importante inspeccionar periódicamente el cableado eléctrico en busca de signos de peligros como aislamiento desgastado o cables muy doblados y potencialmente rotos.

La seguridad alrededor de cables con corriente es importante, especialmente en el caso de cableado de alto voltaje como el que se utiliza en líneas eléctricas aéreas e instalaciones industriales. Muchos sistemas eléctricos tienen funciones de corte automático para desenergizarse en caso de un problema como una falla a tierra o un poste de energía caído. En otros casos, un técnico puede necesitar cortar la energía manualmente. A menos que se indique lo contrario, es aconsejable asumir que el cableado eléctrico expuesto está vivo y podría generar un riesgo de electrocución.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?