¿Qué es el sistema de conductos de HVAC?

El término conductos HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado) describe cualquier sistema de conductos y conductos de ventilación utilizados para canalizar y distribuir el aire en un vehículo o estructura. Los sistemas de conductos de HVAC se usan en espacios que van desde automóviles hasta hogares residenciales y los sitios de construcción más grandes, pero todos los sistemas comparten ciertas propiedades comunes y todos permiten la circulación del aire. Los conductos pueden estar hechos de una amplia variedad de materiales, dependiendo del sitio de instalación previsto y las características del sistema HVAC para el que está diseñado. Todos los conductos de HVAC deben tener el tamaño adecuado, estar sellados herméticamente y montados de forma segura para poder operar de manera segura y eficiente.

Un sistema residencial simple de conductos de HVAC consiste en conductos que canalizan el aire a través de un hogar desde un horno ubicado en el centro. Se utilizan conductos adicionales para devolver el aire de una o más ubicaciones dentro de una casa al horno, después de pasar ese aire a través de un sistema de filtro. Un sistema de aire acondicionado a menudo será parte de este circuito, al igual que un sistema de control de humedad, particularmente en climas más fríos o secos.

Las estructuras grandes emplean sistemas de conductos de HVAC que son similares en principio pero de mayor escala. Los grandes conductos de aire centrales transportan el aire a través de los edificios, y ese aire es distribuido por los difusores de ventilación según sea necesario. Los sistemas de filtro en estructuras grandes también son más grandes pero tienen el mismo propósito básico. Las estructuras muy grandes pueden presentar sistemas de calefacción y refrigeración separados por zona o piso.

Los conductos de HVAC se pueden construir con una variedad de materiales diferentes. La forma más básica de conductos consiste en metal galvanizado simple unido con tornillos o accesorios. Los conductos pueden aislarse para minimizar la transferencia de calor y proteger contra la condensación, lo cual es un problema particular cuando los conductos que transportan aire muy frío necesitan pasar a través de una zona de aire más cálido y húmedo. Los conductos también están disponibles en estilos de vinilo e híbrido, lo que puede ser beneficioso porque el componente de vinilo no es vulnerable al óxido y la corrosión.

Los sistemas de conductos de HVAC grandes y pequeños por igual deben tener el tamaño adecuado para el espacio al que prestarán servicio. Los sistemas que carecen de capacidad suficiente ejercen una tensión adicional sobre las unidades de soplador que hacen circular el aire, y los sistemas que son demasiado grandes no permitirán un flujo de aire adecuado porque el soplador no moverá suficiente aire a través del sistema para alcanzar cada difusor. Todos los sistemas de conductos de HVAC deben sellarse adecuadamente para mantener la presión en los conductos y deben montarse de forma segura para minimizar el ruido y la vibración.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?