¿Cuáles son los diferentes tipos de tratamiento de hipotensión?

El tratamiento de hipotensión generalmente incluye el uso de medicamentos recetados y la modificación de la dieta. Si hay otras condiciones médicas presentes en el paciente, el tratamiento de hipotensión implicará tratar la causa subyacente. La hipotensión puede ser causada por una reacción a la medicación, en cuyo caso el tratamiento implicará cambiar la medicación o alterar la dosis. Por lo general, el curso del tratamiento de hipotensión dependerá de lo que esté causando la presión arterial baja.

Un paciente puede experimentar un caso repentino o agudo de hipotensión, que es una caída repentina de la presión arterial debido a un trauma, como la pérdida de sangre y el shock posterior. En tal caso, se puede requerir una transfusión de sangre junto con medicamentos para estabilizar una presión arterial que cae rápidamente. Esta es generalmente una situación urgente que requiere atención inmediata.

Para los pacientes con hipotensión crónica, se pueden recetar medicamentos. Además de tomar medicamentos para tratar los síntomas de hipotensión, un paciente puede necesitar modificar su dieta. Se puede alentar el aumento de las cantidades de sodio para elevar la presión arterial de dichos pacientes.

Aquellos que sufren de presión arterial baja, ya sea en casos agudos o crónicos, pueden beneficiarse de beber más líquidos para evitar la deshidratación. Mantenerse hidratado al aumentar la ingesta de líquidos puede aumentar temporalmente la presión arterial en pacientes con hipotensión. El ejercicio regular también puede ser una forma beneficiosa de tratamiento de hipotensión. Es importante que un paciente con presión arterial baja discuta formas de mejorar la situación con un médico.

Los pacientes que presentan síntomas de hipotensión posprandial generalmente experimentarán una caída en la presión arterial después de comer. Esto generalmente ocurre después de consumir una comida pesada. El paciente también puede sentirse tambaleante o inestable y mareado. Estos síntomas pueden ser especialmente importantes cuando se consumen comidas con alto contenido de carbohidratos.

El mejor curso de tratamiento para la hipotensión posprandial es modificar la dieta. En lugar de comer tres comidas grandes por día, el paciente puede beneficiarse al comer cuatro o cinco mini comidas durante el día. Reducir el consumo de carbohidratos azucarados y almidonados también puede ayudar. La hipotensión que ocurre después de comer generalmente le sucede a los ancianos.

Otro tratamiento para la hipotensión posprandial es el uso de un medicamento antiinflamatorio como el ibuprofeno, que se toma justo antes de consumir una comida. El consumo de una bebida con cafeína en el desayuno, como una taza de café, también puede ayudar a elevar la presión arterial. Sin embargo, si el individuo sufre de palpitaciones cardíacas, se debe evitar la cafeína. Antes de cambiar la dieta, es una buena idea buscar el consejo de un médico.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?