¿Cuáles son los mejores tratamientos para el dolor de cadera?

Los mejores tratamientos para el dolor de cadera varían según la afección y la gravedad. La reducción de la inflamación alrededor del área lesionada es importante con las lesiones agudas y puede lograrse mediante reposo, formación de hielo y medicamentos antiinflamatorios. La fisioterapia también es esencial para reducir el dolor de cadera y prevenir cualquier recurrencia en el futuro. Otros posibles tratamientos para el dolor de cadera incluyen inyecciones de cortisona y, en el peor de los casos, cirugía.

Es importante que un paciente conozca y comprenda su condición antes de intentar tratamientos para el dolor de cadera. Los tratamientos incorrectos tendrán poco o ningún efecto sobre la lesión e incluso pueden empeorarla. El tratamiento también dependerá de si el dolor es crónico o agudo. El dolor crónico, por ejemplo, a menudo responde mejor al calor, mientras que el dolor agudo debe tratarse con terapia de frío. Como la cadera es una articulación tan compleja, casi siempre se requiere un examen profesional.

Con la mayoría de las lesiones agudas de cadera, el objetivo inicial es reducir la inflamación, lo que dará como resultado menos dolor y una recuperación más rápida. Hay varias maneras de lograr esto, aunque descansar de cualquier actividad que cause dolor es probablemente la más importante. Aplicar hielo en el área lesionada varias veces al día durante unos veinte minutos puede ser eficaz para reducir la hinchazón, por ejemplo.

Una vez que se ha hecho un diagnóstico, puede comenzar la fisioterapia para el dolor de cadera. Un programa típico de fisioterapia contiene estiramientos para músculos tensos junto con ejercicios de fortalecimiento para aumentar el equilibrio muscular. En la mayoría de los casos, la fisioterapia no proporcionará un alivio instantáneo del dolor de cadera, por lo que es importante que el paciente siga una rutina de manera constante durante un período de varios meses. Los fisioterapeutas pueden usar otras técnicas para tratar la cadera, como el ultrasonido para promover la curación.

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos también son útiles para disminuir la inflamación alrededor del área lesionada. Si el dolor de cadera es el resultado de la inflamación de una bolsa en la articulación, que es una pequeña bolsa de líquido, una inyección de cortisona puede ser un tratamiento efectivo. Este tipo de tratamientos para el dolor de cadera también se usan comúnmente para la artritis.

La cirugía generalmente solo se requiere como último recurso para el dolor de cadera. Para problemas menores, una artroscopia, a veces conocida como cirugía de ojo de cerradura, puede ser efectiva. Si la articulación está muy dañada, a menudo debido a la artritis, puede ser necesario un reemplazo de cadera. Con cualquier tipo de cirugía existe el riesgo de más problemas, por lo que primero se intentan tratamientos conservadores para el dolor de cadera.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?