¿Qué son los receptores de adenosina?

Los receptores de adenosina son receptores metabotrópicos para el neurotransmisor adenosina. Se han identificado tres receptores de adenosina, etiquetados A1-A3, y todas son proteínas que funcionan para identificar y unirse a la adenosina. El receptor para el neurotransmisor adenosina es un receptor P1 porque es purinérgico, lo que significa que contiene un anillo de purina.

Los receptores son proteínas que se extienden a lo largo de la membrana de las neuronas. Los neurotransmisores se unen a los receptores y, en consecuencia, los canales iónicos específicos se abren o cierran. Sin embargo, los receptores metabotrópicos no tienen canales iónicos, por lo que el flujo de iones a través de dichos receptores depende de uno o numerosos pasos metabólicos. Por esta razón, los receptores metabotrópicos, como los receptores de adenosina, a menudo se denominan receptores acoplados a proteínas G. Esto se debe a que las moléculas intermedias llamadas proteínas G se activan cuando los canales iónicos asociados con el receptor se abren y cierran.

Los receptores de adenosina tienen características clave que se comparten con otros receptores acoplados a proteínas G. Estos incluyen siete segmentos de membrana que atraviesan la neurona y un asa intracelular, que es lo que se une a la proteína G. La proteína G y el receptor pueden acoplarse solo después de la unión del neurotransmisor.

Tres subunidades forman proteínas G. Estos incluyen las subunidades alfa, beta y gamma. Estas tres subunidades se unen cuando la subunidad alfa se une con el nucleótido de guanina conocido como guanosina-5'-difosfato (PIB).

La adenosina es diferente de otros neurotransmisores porque no se almacena en vesículas. Por el contrario, se produce cuando hay una descomposición enzimática de adenosina-trifosfato (ATP) y adenosina-difosfato (ADP). Cuando el neurotransmisor adenosina se une a los receptores de adenosina, el efecto es un reemplazo del PIB con el nucleótido de guanina conocido como guanosina-5'-trifosfato (GTP) en la subunidad alfa. Como resultado, la subunidad alfa se separa de las subunidades beta y gamma, creando una serie de procesos metabólicos o bioquímicos.

Cada subunidad separada tiene la capacidad de unirse a moléculas, como las enzimas. Cuando se activan las enzimas, se generan mensajeros secundarios como el monofosfato de adenosina cíclico (cAMP). Los receptores de adenosina transforman el cAMP, que en consecuencia estimula las enzimas y determina si los canales iónicos están abiertos o cerrados. Estos pasos metabólicos afectan la afluencia o el flujo de salida o los iones dentro del receptor.

La transmisión de adenosina es importante para muchas funciones corporales. Actúa para defender las neuronas contra el estrés oxidativo y aumenta la cantidad de flujo sanguíneo al músculo cardíaco. También es responsable de la finalización de la actividad epiléptica. Durante una convulsión, la adenosina se une a las proteínas G, lo que resulta en la apertura de los canales de potasio y el cierre de los canales de calcio. Como resultado, hay una terminación de la actividad convulsiva.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?