¿Qué son las hormonas sexuales?

Las hormonas críticas para la reproducción y el desarrollo sexual a menudo se denominan hormonas sexuales. Estas hormonas influyen en la expresión física de las características masculinas o femeninas, incluido el desarrollo de los senos en las mujeres y el aumento del vello corporal en los hombres. También ayudan a controlar los procesos reproductivos, como la ovulación y la producción de esperma. El cuerpo humano produce hormonas sexuales de forma natural, pero los médicos también recetan formas sintéticas y naturales de estas hormonas en los tratamientos médicos. Por ejemplo, los médicos a menudo recetan hormonas como el estrógeno y la progesterona para el control de la natalidad o el tratamiento de los síntomas de la menopausia.

Las hormonas sexuales tienen un efecto significativo en la reproducción humana y el desarrollo de características específicas de cada sexo. Por ejemplo, cuando una mujer comienza a desarrollar senos, este es el resultado de la influencia de las hormonas sexuales. Lo mismo ocurre cuando la voz de un hombre se profundiza y nota más crecimiento de vello en su rostro.

El estrógeno, la progesterona y la testosterona se encuentran entre las hormonas más conocidas y comúnmente discutidas que afectan la reproducción y el desarrollo. El estrógeno y la progesterona se asocian con mayor frecuencia con las mujeres, mientras que la testosterona generalmente se discute como se aplica a los hombres. Sin embargo, estas hormonas sexuales primarias están presentes tanto en hombres como en mujeres. El estrógeno y la progesterona simplemente se encuentran en niveles más altos en el cuerpo femenino, mientras que la testosterona es la dominante en los hombres.

Si bien el trabajo de las hormonas sexuales se hace más evidente una vez que una persona alcanza la pubertad, en realidad están presentes al nacer. Sin embargo, los niveles de estas hormonas en el cuerpo de una persona cambian en varias etapas de la vida. Por ejemplo, los niveles de muchos tipos de hormonas sexuales aumentan durante la pubertad y se mantienen elevados durante los años reproductivos. Alrededor de la mediana edad, muchas personas comienzan a experimentar una disminución en los niveles de algunas hormonas, muchas de las cuales disminuirán progresivamente con el envejecimiento continuo.

Las glándulas endocrinas tienen la mayor responsabilidad de producir y liberar hormonas sexuales en el cuerpo. En las mujeres, estas glándulas se denominan ovarios y no solo producen hormonas, sino también óvulos para su liberación durante la ovulación. En los hombres, las glándulas endocrinas se denominan "testículos" y tienen la responsabilidad de la producción de hormonas y espermatozoides. Cuando las glándulas endocrinas de una persona no funcionan como deberían o no producen los niveles correctos de hormonas, el resultado puede ser infertilidad o subfertilidad, pérdida recurrente del embarazo, disfunción sexual y una variedad de síntomas físicos desagradables.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?