¿Cuál es la conexión entre la amígdala y la emoción?

La amígdala y la emoción están unidas porque la amígdala es la parte del cerebro responsable de interpretar los cinco sentidos y producir una respuesta emocional. Un cuerpo utiliza la emoción para dirigirla en actividades clave, como comer, beber y reproducirse sexualmente. En términos evolutivos, la amígdala y la emoción son responsables de la supervivencia continua de un individuo y su especie debido a que la amígdala procesa respuestas de lucha o huida en situaciones dañinas.

Se aprendió una conexión entre la amígdala y la emoción a través del estudio de pacientes con lesiones en el lóbulo temporal que tenían cambios en las respuestas emocionales y la expresión. Las lesiones bilaterales en la amígdala solían infligirse deliberadamente a pacientes psicóticos en un intento de calmarlos y aliviar su sufrimiento. Los investigadores ahora usan imágenes funcionales y otras técnicas de escaneo cerebral para estudiar la amígdala y la emoción. Se está obteniendo nueva información sobre el papel de la amígdala en la ansiedad, el trastorno obsesivo compulsivo y la esquizofrenia.

Históricamente, el miedo ha sido la emoción más ligada a la amígdala. Otro papel de la amígdala y la emoción es la adquisición de alimentos y agua. La emoción está ligada a la ingesta de alimentos y agua porque el miedo evolucionó como un mecanismo de supervivencia ante el peligro, una situación que podría encontrarse naturalmente al cazar y encontrar fuentes de agua seguras. La amígdala y la emoción también están asociadas con la motivación y el uso de recompensas para el aprendizaje.

La memoria emocional es el recuerdo inconsciente de emociones vinculadas a un evento o información específica recordada. La amígdala es parte del proceso que registra y almacena la memoria emocional. Los procesos de aprendizaje utilizan la memoria emocional para recordar información, y los estudios han demostrado que asociar algo con una emoción ayuda a recordar más tarde.

La amígdala procesa todas las formas de información sensorial, incluida la vista, los sonidos, el tacto, el olfato y el gusto. Le dice al cuerpo cómo reaccionar, lo que hace que huya rápidamente cuando se detecta peligro, o hace que el cuerpo se congele en su lugar por miedo. La agresión es otra emoción conocida por estar regulada por la amígdala, como pueden ser los instintos maternos.

Ubicada dentro del lóbulo temporal cerca del uncus, la amígdala tiene forma de almendra. Es parte del sistema límbico y está conectado al hipotálamo por la estría terminal, una conexión que corre paralela al fórnix. Hay una entrada sensorial dual a la amígdala, con un lado corriendo directamente hacia él y el otro deteniéndose primero para el procesamiento dentro de la corteza principal. Las respuestas emocionales son del segundo camino, mientras que el primer camino es una señal que le dice al cuerpo que reaccione rápidamente a su situación.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?