¿Cuál es la función del sistema nervioso somático?

El sistema nervioso somático es responsable del control voluntario de los músculos y participa en la percepción de los estímulos a través de los órganos sensoriales. Es parte del sistema nervioso periférico, que está formado por los nervios que no forman parte del sistema nervioso central. La mayor parte del tejido nervioso que constituye el sistema nervioso periférico sirve para conectar el sistema nervioso central a los músculos y órganos esqueléticos, incluidos los órganos sensoriales, en todo el cuerpo. El sistema nervioso autónomo también es parte de este sistema y es responsable de procesos involuntarios como la digestión y el control de la frecuencia cardíaca. Por el contrario, el sistema nervioso somático solo se asocia con procesos voluntarios, como el control motor y aquellos que involucran la percepción sensorial.

Las fibras nerviosas eferentes, o neuronas motoras, son efectores que envían señales desde el sistema nervioso central y son muy importantes en la función del sistema nervioso somático. Estos nervios llevan información del sistema nervioso central, que está compuesto por el cerebro y la médula espinal, a los nervios periféricos. El sistema nervioso central es responsable de recibir información sensorial de todo el cuerpo y de dirigir toda su actividad. Las señales diferentes del sistema nervioso central dan como resultado acciones voluntarias a medida que las señales del sistema nervioso central viajan al sistema nervioso somático.

A diferencia de los nervios eferentes, los nervios sensoriales que también forman parte del sistema nervioso somático son receptores que procesan estímulos y envían señales al sistema nervioso central. El tacto, el oído y la vista, por ejemplo, son todos sentidos basados ​​en la recepción e interpretación de estímulos externos y están todos vinculados al sistema nervioso somático. También hay neuronas sensoriales en el sistema nervioso autónomo. Estas unidades sensoriales se utilizan para controlar factores internos como la presión arterial, la acidez y los niveles de dióxido de carbono.

Si bien la mayor parte del control motor es voluntario, algunas acciones, particularmente las reflexivas destinadas a prevenir daños, son involuntarias. Dichas respuestas motoras involuntarias surgen de arcos reflejos somáticos, que son circuitos neurales que permiten una respuesta rápida a ciertos estímulos. A pesar de la naturaleza involuntaria de estas respuestas, los arcos reflejos somáticos todavía se consideran parte del sistema nervioso somático. Básicamente, crean un enlace uno a uno entre la entrada sensorial y una salida o respuesta específica del motor. También hay arcos reflejos autónomos que afectan los órganos internos, como una variedad de respuestas respiratorias a la inmersión en agua fría.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?