¿Qué es la Zona Glomerulosa?

La zona glomerulosa es una parte de la glándula suprarrenal, que produce hormonas en respuesta al estrés. Esta zona segrega una clase de hormonas conocidas como mineralocorticoides, de las cuales la aldosterona es la más abundante. Varias enfermedades pueden afectar la zona glomerulosa, lo que hace que la glándula produzca hormonas específicas en exceso o por debajo, e interrumpe la forma en que el cuerpo metaboliza los minerales.

Parte del nombre, "glomerulosa", se refiere a la apariencia de las células en la zona glomerulosa; en latín, glomus significa pelota. "Zona" simplemente significa "zona" o capa. Las células de la glomerulosa aparecen en arcos o grupos y comúnmente tienen forma de óvalos. Estas células, dispuestas en cuerdas, corren alrededor de los capilares sanguíneos a través de la glándula suprarrenal.

Las glándulas suprarrenales están formadas por tres capas de células, de las cuales la capa de glomerulosa es la capa externa más delgada. Alrededor de la zona glomerulosa hay una cápsula de tejido y músculo que protege la glándula. La zona fasciculada y la zona reticular constituyen las otras zonas. Las células en las tres capas son muy similares, aunque los tipos de enzimas presentes en cada una varían y hacen que se produzcan diferentes hormonas en cada una.

Los mineralocorticoides son hormonas corticosteroides producidas en la zona glomerulosa. Estas hormonas, principalmente la aldosterona, afectan la forma en que el cuerpo usa los minerales y son responsables de la regulación de la presión arterial al equilibrar el agua y la sal en la sangre. La aldosterona ayuda a los riñones a reabsorber sodio y agua y liberar potasio, lo que afecta el volumen sanguíneo y la presión arterial. También afecta las glándulas sudoríparas, las glándulas salivales y el estómago. La reabsorción de agua y la retención de moléculas de cloruro hace que las células se expandan y desencadena la adsorción de sal.

La estimulación de la producción de aldosterona en la zona glomerulosa se ve afectada por las elevaciones de iones de potasio en la sangre y la concentración de angiotensina II, un péptido que causa la restricción de los vasos sanguíneos. Estos químicos hacen que los iones de calcio se muevan hacia las células de la glomerulosa, activando las enzimas. Actualmente, los científicos no entienden completamente el mecanismo del movimiento del calcio.

Aunque el cáncer en las glándulas suprarrenales es muy raro, se puede desarrollar un tipo de carcinoma adrenocortical maligno en la zona glomerulosa. Aunque crece en la capa externa, puede causar cambios en los niveles de hormonas producidas por cualquier parte de la glándula suprarrenal, incluidos el cortisol, la testosterona o el estrógeno, así como la aldosterona. La edad y ciertas afecciones genéticas suelen ser los mayores factores de riesgo para esta forma de cáncer.

Otras afecciones pueden afectar la zona glomerulosa, incluido el hiperaldosteronismo, también conocido como síndrome de Conn. El hiperaldosteronismo puede ser causado por un tumor o como resultado de una segunda afección. Causa una sobreproducción de aldosterona, que generalmente resulta en presión arterial alta, fatiga y debilidad muscular.

OTROS IDIOMAS

¿Te ayudó este artículo? Gracias por la respuesta Gracias por la respuesta

¿Cómo podemos ayudar? ¿Cómo podemos ayudar?